Cómo motivarte para empezar a hacer ejercicio

Cómo motivarte para empezar a hacer ejercicio

¿No sabes como motivarte para empezar a hacer ejercicio? Lee nuestro blog y descubre algunas formas efectivas para motivarte.

Una vez que la buena forma física se convierte en un hábito, es mucho más fácil mantenerte consistente y trabajar para alcanzar tus metas.

Sin embargo, las primeras semanas pueden ser difíciles.

Tienes que encontrar la forma correcta para motivarte, eso te ayudará a superar el proceso de adaptación, y que hacer ejercicio físico se convierta en algo natural para ti.

Aquí les dejamos algunas maneras efectivas de como motivarte para empezar a hacer ejercicio.

Crea un hábito de entrenamiento

Mucha gente siente ese impulso inicial de motivación.

Van a empezar el lunes, van a hacer hacer ejercicio todos los días, y a lograr todos sus objetivos.

Entonces, la realidad se instala.

Podrían ir al gimnasio los primeros días, luego estar demasiado doloridos después del entrenamiento para continuar, luego regresar por un día, luego el fin de semana golpea y todo se desmorona.

La mejor manera de motivarse y crear un hábito o patrón de comportamiento saludable es empezar con algo pequeño y ampliarlo poco a poco.

Empieza este proceso con sesiones cortas de entrenamiento, yendo al gimnasio 3 días en semana.

Tómate tu tiempo para adaptarte a esa meta.

Luego, vete aumentando poco a poco los días de gimnasio y el rendimiento en tus sesiones.

Crea una base de entreno y constrúyete a ti mismo.

Cómo motivarte para empezar a hacer ejercicio

Tipos de motivación

Hay dos formas principales de motivación: intrínseca y extrínseca.

Cuando empiezas a entrenar, tu motivación suele ser extrínseca.

En otras palabras, estás motivado por una fuente externa o una recompensa.

Por ejemplo, la idea de volver a ponerse los vaqueros de la universidad es una forma extrínseca de motivación.

Usa una motivación extrínseca para crear un sistema de recompensas.

Por ejemplo, si logras tus metas de gimnasia para la semana, puedes celebrarlo con el helado de tu sabor favorito.

Encuentra algo que le dé un impulso extra para lograr tus metas.

En algún momento, la motivación intrínseca tomará el relevo.

En lugar de necesitar un motivador externo, te sentirás feliz con la forma en que ir al gimnasio te hace sentir.

Esa satisfacción interna es lo que transforma tu motivación en dedicación con el tiempo.

Cómo motivarte para empezar a hacer ejercicio

Encuentra tu tipo de entrenamiento perfecto

El mejor ejercicio es aquel con el que se puedes comprometer tu búsqueda de objetivos.

Si odias correr y encuentras tu pasión en el Yoga, haz Yoga.

Si descubres que los deportes de fuerza te hacen sentir increíble, hazlos.

Elige algo que disfrutes (o que puedas tolerar durante media hora) te ayudará a entrar en una rutina.

Una vez que hayas establecido tus hábitos, puedes ampliar tus horizontes e intentar añadir algo nuevo.

La misma idea se aplica a la aptitud grupal versus la aptitud personal.

Si la energía de una sesión de entrenamiento en grupo como Zumba o Crossfit te motiva, hazlo.

Si no te sientes cómodo en ese ambiente, busca algo que puedas hacer por tu cuenta.

promo-areazero-wellness

Prioriza la gestión de tiempo

Facilite el éxito dando prioridad a la gestión del tiempo.

Piensa en el mejor momento para hacer ejercicio según tu horario.

Reserva tiempo el domingo de cada semana para planear la semana con anticipación y reserva tu tiempo de entrenamiento como si fuera una cita con el médico.

Luego, asegúrate de que tu equipo de entrenamiento esté listo para llevar: empaca tu bolso de gimnasia y métete en tu coche para hacer ejercicio temprano por la mañana o para que puedas detenerte de camino a casa desde el trabajo.

Lleva un registro de tu tiempo y evalúa cuánto estás perdiendo antes de decir que no tienes tiempo para entrenar.

Este puede ser un ejercicio que te abra los ojos y que reordene tus prioridades rápidamente.

Recuerda tomar tiempo para celebrar tus éxitos en el camino.

No puedes controlar el resultado final de tu entrenamiento, pero puedes controlar las acciones que tomas para llegar allí; sólo necesitas un poco de motivación y trabajo duro.

Ahora que ya sabes como motivarte, estás a un paso de conseguir tus objetivos.

Esta información es para propósitos educativos solamente y no tiene la intención de sustituir el diagnóstico o tratamiento médico. No debes usar esta información para diagnosticar o tratar un problema o condición de salud. Siempre consulta con tu médico antes de cambiar tu dieta, alterar tus hábitos de sueño, tomar suplementos o comenzar una nueva rutina de ejercicios.

También te puede interesar
Centro Oficial Indoor Triathlon
Indoor Triathlon

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
WhatsApp chat